educadiversa.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Juan Diego Santiago, gitano y gay: “Los gitanos homosexuales ya no tienen que desaparecer de casa para vivir libremente”

E-mail Imprimir PDF

gitanosDesde que en 2004 protagonizara un reportaje en la revista “Zero” sobre gitanos gays es el embajador del pueblo caló en el colectivo LGTB español.  Además es secretario general de la asociación Diversitat, con se de en Alicante. Ocho años después, analizamos con Juan David Santiago los desafíos de su doble militancia.

 


-Tuvimos noticias de que el Orgullo del año pasado fue un éxito, ¿qué otras acciones están desarrollando desde la asociación?

JDS: Efectivamente, fue un éxito de participación ciudadana, una fiesta pero un momento muy intenso de reivindicación. Este año pretendemos redoblar las espectativas. Si el año pasado asistieron a la semana del orgullo LGTB cuatro mil personas, queremos hacer llegar nuestro mensaje a otras ocho mil, además este 2012 en Alicante bajo el lema “Familias de Mil Colores: Todas las familias Importan”.
El equipo directivo de Diversitat es un equipo que trabaja por metas y está muy motivado en conseguir este resultado. Por otro lado, llevamos un año marcado por una gran actividad en la asociación: celebramos recientemente la muestra de cine Queer, numerosas presentaciones de libros y proyecciones de películas, monólogos de humor. Estamos muy presentes en la calle manifestándonos, apoyando a otros colectivos sociales que luchan por la igualdad. Lo que más hemos ganado ha sido visibilidad.

 

-¿Qué cree que ocurrirá con el recurso al matrimonio igualitario en el Constitucional?

JDS> No me atrevo a aventurar una respuesta. Hace ahora un año celebramos una mesa redonda, organizada por Diversitat, con personalidades del mundo del derecho: abogadas, profesoras de derecho constitucional e internacional, juristas, etc. Entre los análisis, hubo uno que me llamó especialmente la atención, y trataba sobre la posibilidad de que el TC resuelva que tenemos los mismos derechos pero que la palabra correcta, por tradición lingüistica, no debe ser matrimonio.
Sino, fíjate que la RAE todavía no ha cambiado la definición, que sigue estando marcada por el componente heterosexual del término, haciéndonos invisibles. Homofobia institucional, vamos.

-Homosexual y gitano, frene al doble estigma usted ha reaccionado con una militancia doble ¿No se cansa uno de luchar?

JDS> La lucha es muy dura. Cada día tienes que levantarte y empezar a moverte contracorriente. Pero la lucha me trae muchas satisfacciones. No me imagino mi vida sino estuviera comprometido con lo que realmente creo.

-Cómo otros miembros del colectivo, salió del armario para la opinión pública a través de “Zero”, ¿cuál fue la reacción de su entorno?  ¿Cómo ha cambiado su vida desde entonces?

JDS> -Yo salí del armaro hace mucho más tiempo al igual que otrxs gitanxs, otra cosa es que     por mi quehacer público y social me convierta en una persona más mediática. En cualquier caso, la experiencia de “Zero” fue única y nunca he visto a tantos gitanos leyendo una revista destinad al publico LGTB cuando aparecí en ese medio.
Las reacciones mayoritarias fueron sorprendentes: de ánimo, de apoyo y, sobre todo, de respeto.

 

-La visibilidad es un  clave para el colectivo LGTB, también para que se reconozca la heterogeneidad del pueblo gitano, ¿en cuál de los dos colectivos queda más por hacer en este sentido?

JDS> En ambos tenemos muchos camino por delante. En el colectivo LGTB nos enfrentamos a problemas más enraizados en una determinada tradición moral, religiosa, cultural, económica. Por ejemplo en el ámbito de la visibilidad laboral queda todo por hacer. Hay multitud de personas que en su entorno familiar y entre sus amistades vive su identidad con total normalidad y, en cambio, cuando llega a su trabajo -en el que pasa media vida- retrocede al pasado: doble vida, mentiras, engaños, ocultaciones… En cuanto a los gitanos, queda que se reconozca institucionalmente la Cultura, al Pueblo y trabajar con ahínco para no estar exclusivamente en el área de Servicios Sociales sino tambien en otras areas: Educación, Justicia, Cultura, etc.

-Sostiene que “los gitanos hemos cambiado más en los últimos 25 años que en los 500 anteriores”, ¿eso puede aplicarse también a la reacción frente a la homosexualidad?

JDS> Sin lugar a dudas, hace tan sólo un par de decenios tenías que desaparecer de tu tierra si querías vivir libre y felizmente como LGTB. Ahora ya eso no cabe, salvo alguna excepción de familias ancladas en el siglo XIX.

-En 2005 aseguró que el mayor problema “real mayor de los calós es que no hemos sido capaces aún de crear espacios sociales para comunicarnos y decidir qué es lo que queremos”. ¿Sigue siendo así?

JDS> En algunos aspectos todavía sí. Los dos grandes espacios sociales que son el asociacionismo y la Iglesia evangélica, una por defecto y otra por exceso, no son capaces de articular estos espacios donde los y las gitanas decidamos hacia donque queremos ir, de esta manera otros espacios ajenos a la comunidada gitana se convierten en socializadores y canalizadores de esto como por ejemplo la Televisión.

-¿Qué diría que es más difícil: ser gitano y gay o gitana y lesbiana?

JDS> Sin duda, ser lesbiana, en todos los ámbitos y en todas las sociedades, es más dificil. REcordemos que el machismo es un problema social de todos, no sólo de los gitanos.

 

-”El modelo de asociaciones gitanas en España ha estado muy viciado por algunas políticas, sobre todo de subvenciones. Eso ha mermado la capacidad de liderazgo y de reivindicación del colectivo”. Son palabras suyas. Eso dicen algunos medios de la derecha sobre el asociacionismo LGTB, ¿qué les explicaría?

JDS> Lo ideal es que las asociaciones, colectivos, agrupaciones de personas según sus intereses se autofinancien. También los medios de comunicación, que son empresas privadas. Dicho esto, todo lo que sea depender de la administración puede incidir en el nivel e intensidad de las reinvidicaciones. No podemos permitirlo. También es cierto, que en el ámbito LGTB, se están llamando subvenciones lo que en realidad son prestaciones de servicios que hacen las asociaciones para evitarle a la administración un sobrecoste ¿por qué una asociación tiene que encargarse de realizar planes de prevención del VIH en institutos, o atención a enfermos de SIDA, grupos de apoyo, etc. Probablemente porque llegamos mejor y porque si lo hiciera el Estado saldría bastante más caro.Se trata por tanto de que nadie confunda las reglas del juego, es decir las entidades ciudadanas han de tener carácter reivindicativo pero tambien ser pretadoras de servicios y en esa colaboración interinstitucional resolver problemas ciudadanos.

 

 

Servicios

Asesoriapsicologica2

Face_it_by_ildalina_by_clno_2

botn_Psicoeduca

 

COLABORADORES

Banner
Banner

Colabora con los proyectos de Educadiversa

Gracias por tu donativo

Amount: 


Guía para dejar el armario

INICIATIVAS

  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator
  • JoomlaWorks Simple Image Rotator

BLOGS