Educación recuperará en Andalucía los contenidos suprimidos en Ciudadanía

Martes, 22 de Enero de 2013 12:00 administrador Artículos - diversidad afectivo-sexual
Imprimir
cursosLa Junta de Andalucía anunció en septiembre que rescataría los contenidos que el Ministerio de Educación suprimió del temario de Educación para la Ciudadanía por considerarlos polémicos. Y la Consejería de Educación ha publicado hoy en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía las dos órdenes a través de las que se recuperan los temas vetados.

Los niños andaluces, por ejemplo, seguirán abordando en primaria contenidos como “la valoración de la identidad personal y las emociones”, “valores cívicos en la sociedad democrática” y la “promoción de la igualdad entre hombres y mujeres”. En el caso de secundaria, los alumnos también seguirán tratando el “cuidado de las personas dependientes”, la “valoración crítica de la división social y sexual del trabajo” o “los prejuicios sociales racistas, xenófobos, antisemitas, sexistas y homófobos”.

Para incluir los contenidos eliminados por el departamento de José Ignacio Wert, la consejería ha recurrido al margen legal que tienen las comunidades —que ejercen las competencias en materia educativa— para incluir contenidos propios en cada asignatura. Hasta ahora, la Junta no había utilizado prácticamente ese 35% de margen en Educación para la Ciudadanía. Solo lo hizo para incluir referencias al Estatuto andaluz y al funcionamiento de las instituciones de la comunidad. Ahora, la consejería lo ha apurado para reponer todos los contenidos retirados.

Educación entiende que la asignatura ha sido avalada por el Tribunal Supremo. La consejería también recordó ayer que Naciones Unidas, el Consejo de Europa y la Unión Europea han manifestado la importancia de fomentar la ciudadanía responsable en una sociedad democrática.

Esta asignatura ha sido sentenciada ya por el Ministerio de Educación, que cumple así con los deseos de los sectores más conservadores de la Iglesia católica y su jerarquía. Los obispos fueron los que se han enfrentado con más dureza a esta asignatura, ideada y puesta en marcha durante el anterior Gobierno socialista en Madrid. En el proyecto de reforma educativa que Wert ha presentado, esta asignatura se suprime directamente. Además, los obispos han logrado que se diseñe una materia alternativa a la clase Religión, otra de sus viejas aspiraciones.